Cereales poco conocidos de bebés: cebada,centeno y mijo

Las papillas infantiles tienen una gran cantidad de cereales variados, no obstante, los más pequeños cuando dejan de comer papillas, dejan también de tomar aquellos cereales menos comunes en nuestro entorno, como puede ser la cebada, el centeno o el mijo. Así centran su alimentación en el arroz, el trigo o el maíz. Pero no tenemos que olvidar que la cebada y otros cereales como el centeno o el mijo son una fuente excelente de nutrientes.

Si tu bebé toma papillas infantiles, debes buscar aquellas que tengan amplia gama de cereales y cuando ya no las tome puedes intentar que su dieta y la de toda la familia siga llena de diversos cereales, puesto que ayudará a tener una alimentación más variada y con más texturas y sabores.

El arroz y el trigo son dos de los cereales que más se utilizan en muchos países. La mayoría de los alimentos que tomamos tienen alguna cantidad de cereales, normalmente, de trigo. Pero, además podemos incorporar otros cereales como la cebada, el centeno, o el mijo que harán más rica nuestra dieta.

Estas son sus principales propiedades:

La cebada o Hordeum vulgare, es utilizada para elaborar pan, muesli y se puede tomar también en copos, además de fabricarse cerveza con ella. Podemos encontrar harina de cebada refinada o de forma integral en cuyo caso su incorporación en la dieta supone un aporte ideal de fibra. Tiene gran valor energético y se considera un cereal “fortalecedor” ya que posee un nivel muy alto de minerales como fósforo, potasio, magnesio y calcio.

El centeno o Secale cereal L., es otro cereal que es fácilmente panificable, así que podemos encontrarlo en muchos panes.

Además de su alto contenido en fibra, también contiene mucílagos lo que favorece el tránsito intestinal. Nutricionalmente tiene muchas vitaminas del tipo B y selenio.

El mijo o Panicum miliaceum, es un cereal libre de gluten, así que es una opción excelente para las personas que padecen celiaquía. Tiene un sabor agradable y dulce, y se puede usar para elaborar diferentes platos. Dependerá de la forma en que lo cocinemos y podremos obtener distintas texturas; podrá parecerse al arroz, o por el contrario al puré de patatas. En el aspecto nutricional podemos indicar que tiene niveles muy elevados de magnesio.

Artículos relacionados