¿Es diferente el desarrollo de niños y niñas?

Ya desde el momento del nacimiento, los niños y las niñas tienen bastantes rasgos tanto físicos como psíquicos que son diferentes. En cualquier caso, desde el hogar debemos intentar dar una educación basada en la igualdad y en valores que haga insistencia en fomentar sus habilidades.

Niños y niñas son distintos física y psíquicamente de manera innata, desde que nacen ya se percibe. Pero también demuestran diferencias en función de la educación recibida en casa. Así que podemos hablar de diferencias innatas y también aprendidas.

Estas son algunas de las principales diferencias físicas o psíquicas que los recién nacidos pueden mostrar:

  • En el caso de las niñas, el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el encargado de la capacidad del habla, está más desarrollado que en el caso de los niños. Por tanto, comienzan a hablar antes.

  • Los niños suelen ser más hábiles corriendo o saltando, son más activos y en general muestran más precocidad en el desarrollo motor.

  • Por el contrario, las niñas pueden ser más tranquilas, y prefieren juegos de precisión o actividades que conlleven manipulación de objetos. Así, desarrollan antes la motricidad fina.

  • Las niñas conectan antes los dos hemisferios del cerebro y por esto pueden comenzar a leer antes que los niños.

  • Generalmente los niños nacen con un par de centímetros más de altura, y también con un poco más de peso, unos 200 gr.

  • Los niños parecen tener mejor visualización espacial.

  • La socialización también es distinta. Los niños se juntan en grupos grandes en el colegio, sin embargo las niñas hacen círculos más pequeños, de 2 ó 3 amigas.

 

Sea como sea, aunque hay diferencias en su desarrollo que se producen en los primeros meses de vida, en casa debemos educar por igual a ambos sexos. Respetando los gustos de las niñas y las preferencias de los niños, para así dejar de lado los estereotipos. Educar en valores mostrando que la igualdad entre niños y niñas es algo básico en la sociedad y dando ejemplo desde casa, puede ser el mejor método.

 

Tenemos que comprar los juguetes que los niños prefieran para jugar, sin caer en los típicos prejuicios y además hay que potenciar la amistad entre ambos sexos. Educar de manera igualitaria y fomentar sus habilidades, sin tener en cuenta si es niño o niña. Para conseguirlo podemos poner insistencia en:

  • Tratar de que los niños desarrollen el habla correctamente y también la motricidad fina, al mismo tiempo que les dejemos tiempo para jugar en el parque a correr o saltar si esa es su preferencia.

  • Para las niñas, debemos animarlas a salir al parque para que también puedan jugar con otros niños y así fomentar su desarrollo motor y sociabilidad, sin olvidarnos de que también tienen que jugar a lo que ellas prefieran.

Artículos relacionados