¿Tu hijo tiene gases?

Podemos considerar los gases como aquel aire que entra en el aparato digestivo de tu pequeño o bien aquel fruto de la digestión una vez fermentan los alimentos ingeridos. Puede manifestarse como un ventoseo o un eructo, y suelen ser más frecuentes en los primeros meses, pero hasta los dos años suelen seguir apareciendo, causando molestias. Puedes ayudar a prevenirlos o aliviarlos así.

Aproximadamente un 80 por ciento de los recién nacidos tienen gases en los primeros meses. Puede ocurrir o bien porque su aparato digestivo no ha madurado lo suficiente, o bien porque tiene un reflejo gástrico que le provoca cólicos una vez comienza a comer. Esto es bastante normal, y no conlleva ningún tipo de gravedad, si los gases comienzan a molestar mucho al bebé o se prolongan mucho más de los 12 meses de vida, existen varias soluciones:

En bebés menores de 6 meses

Según algunos estudios científicos se dice que la primera leche que sale del pecho provoca más gases que la del final, por tanto procura dejar a tu hijo hasta que apure al máximo y agote toda la leche de un pecho, antes de pasarle al otro. Si toma tetero, puedes comprar chupos anticólicos, si la boca es poco apropiada tendrá más gases. Además procura no agitar el tetero para que no salgan burbujas.

Desde los 6 hasta los 12 meses

Un buen consejo es ofrecer a tu hijo mucha agua, así tendrá menos gases. A esta edad van fenomenal los masajes circulares en la tripita del bebé. Puedes utilizar cremas específicas para masajes, verás que provoca un efecto calmante.

Pasados los 12 meses

Las comidas no deben ser muy abundantes, si no apropiadas al tamaño de su estómago y procura ofrecérselas más a menudo. También debe comer despacio, a su ritmo. Las cenas deben ser más ligeras a base de purés. Si le das trozos, mejor que sean pequeñitos para que los digiera mejor y le provoquen menos gases. Los alimentos que contienen por si mismos componentes probióticos como pueden ser el yogur, los cereales integrales, etc.… son ideales. Además es conviene tapar su tripita para que se mantenga caliente, puesto que esto le ayudará a prevenir y calmar los gases.

Artículos relacionados