¡Vamos a celebrar su primer cumpleaños!

Aunque no lo creas ya ha pasado 1 año y es hora de celebrar la primera fiesta de cumpleaños de tu bebé. Para dar un aire íntimo y familiar, puedes decorar la estancia con globos de colores y guirnaldas; serán el centro de atención de su primer cumpleaños.

El primer cumpleaños de tu hijo, es más un acto de reunión familiar, porque realmente casi no se enterará de que la fiesta está dedicada a él. Aunque lo disfrutará igualmente al estar rodeado de toda la gente que le quiere en un ambiente alegre. Los adultos por su parte, estarán más que felices de poder celebrar la llegada del primer año del pequeño.

Ya que el niño es aún bastante pequeño, lo ideal sería preparar una fiesta que no sea muy multitudinaria, mejor algo íntimo para que no se agobie. Lo mejor es poder celebrarla por la tarde, una vez el bebé haya despertado de la siesta para que esté despejado y alegre y así no interferir en la rutina del baño diario, y la cena. En cualquier caso, si le entra sueño durante la fiesta, no debes tratar de despertarle, es comprensible que el niño se canse y debe respetarse su descanso por encima de todo. Es recomendable que la ubicación de la fiesta del primer cumpleaños sea en la propia casa ya que se trata de un ambiente seguro y cómodo para él. Evidentemente si no hay espacio suficiente, se podrá hacer en algún otro lugar conocido.

Ideas para la fiesta del primer cumpleaños

  • Utilizar una decoración festiva y colorida es lo mejor. Puedes hacer que predominen los colores que tu hijo prefiera tanto en los globos como en las guirnaldas. Tampoco es preciso usar mucha más decoración, porque el bebé no se dará cuenta. En cualquier caso, siempre dependerá del gusto de los padres.

  • Si quieres poner algo para merendar, puedes tener en cuenta los gustos de otros niños que haya en la fiesta o de los adultos, ya que el bebé casi no va a comer nada. Puedes preparar zumos de fruta natural, batidos, bizcochos, galletas, o pequeños emparedados para los más pequeños, para los adultos puedes cocinar algún canapé más elaborado, aunque como siempre dependerá de lo habilidoso que seas en la cocina.  

  • Por supuesto no puede faltar una torta. Lo mejor para que el bebé pueda comer un trocito es hornear una torta con ingredientes naturales, evitando utilizar frutos secos, o caramelos de adorno con los que el pequeño se pueda atragantar. El típico bizcocho de manzana casero que hagas con un molde divertido puede triunfar.

  • Consulta cuántos niños de la misma edad que tu hijo va a haber, porque será útil disponer de una zona preparada para ellos. Evita que haya objetos no recomendados para ellos, o que puedan romperse y causar daño a los pequeños. Este lugar no puede estar muy alejado de donde vayan a estar los mayores ya que siempre deberá haber alguien vigilando.

  • Y no puede faltar la música de fondo. Puedes poner canciones infantiles de fondo pero no muy alto para que el ambiente sea tranquilo, a los más pequeños les encantará poder escuchar sus canciones preferidas.

  • No hay una fiesta de cumpleaños sin regalos. Si te preguntan previamente puedes recomendar que le regalen al bebé juegos que puedan ayudar a estimular su desarrollo motor, o que puedan mejorar su psicomotricidad fina, su creatividad, y cualquier otro juguete que sea educativo y entretenido al mismo tiempo.

Artículos relacionados