Contáctenos

Cereales Blevit


  • ¿En qué orden tengo que introducir los alimentos en la alimentación complementaria?

    El orden de introducción de los diferentes alimentos puede variar en función de las necesidades de cada niño. Su pediatra o enfermera le informara en cada caso del orden más adecuado. En general, se inicia con cereales, otros con frutas, e incluso en algunos casos estos 2 grupos de alimentos se empiezan a consumir de una forma casi simultánea.
    Para la detección de posibles alergias, es importante tener en cuenta que la introducción de los diferentes alimentos se debe realizar de forma individual a intervalos de 3-5 días.

  • ¿Cuándo hay que pasar a la alimentación sólida?

    Depende un poco de cada caso, de la dentición, apetito... pero en general sobre los 12 meses de vida el bebé come casi de todo, desde purés y alimentos líquidos como la sopa, hasta pan y galletas que mordisquea, así que es el momento de dejar de triturar para que se acostumbre a masticar, aunque sigamos manteniendo algunos plato triturados.

  • ¿Cuándo y cómo tengo que introducir el gluten?

    Los cereales sin gluten se pueden introducir a partir de los 4 meses (si el pediatra lo cree necesario) y en cantidad necesaria para completar una papilla entera o en cacitos añadidos a los biberones. Los cereales con gluten se deben introducir en pequeñas cantidades (algún cacito suelto añadido a los cereales sin gluten, o a la fruta, o algún trozo de galleta o pan que el niño puede ir chupando y comiendo), de forma gradual.

  • ¿Qué significa que los cereales infantiles están dextrinados o hidrolizados?

    Las expresiones "cereal dextrinado" y "cereal hidrolizado" quieren decir exactamente lo mismo. La dextrinación ó hidrólisis es un proceso industrial destinado a romper las cadenas de los almidones de los cereales para conseguir que sean más digeribles por parte de los lactantes, los cuales tienen todavía su tracto digestivo inmaduro y no son capaces de tolerar adecuadamente los cereales sin hidrolizar.

    La diferencia entre las distintas papillas de cereales es el grado de dextrinación. Si el grado de dextrinación es bajo, la asimilación digestiva de los nutrientes de los cereales es baja y su densidad elevada (resultan más difíciles de disolver y menos homogéneas después de su preparación), por lo que no resultan demasiado adecuadas para la alimentación de un bebé de pocos meses de vida. Si por el contrario el grado de dextrinación es muy elevado, la densidad de las papillas es más baja (son mucho más líquidas) pero desde el punto de vista digestivo tampoco resultan muy recomendables ya que no ayudan a estimular la maduración del tracto digestivo del bebé, tan importante durante este periodo.

    En el caso de las papillas Blevit, los cereales se encuentran dextrinados mediante un exclusivo sistema de hidrólisis enzimática para adaptarse a la maduración digestiva del lactante y conseguir una Óptima Nutrición, por lo que presentan una excelente tolerancia y aceptabilidad.

  • ¿Qué gamas de papillas de cereales Blevit existen?

    En Laboratorios Ordesa contamos con una completa gama de papillas de cereales. Para más información sobre los productos más adaptados para tu bebé, te invitamos a que visites nuestro asesor de productos

  • ¿Hasta qué edad se puede mantener la administración de papillas de cereales en el niño?

    Muchas madres mantienen los cereales infantiles en el desayuno de sus hijos hasta la edad escolar ya que, aunque su principal aplicación es la alimentación de los lactantes durante su primer año de vida, hasta que la dieta se diversifica y se introducen alimentos de mayor consistencia y densidad calórica, las papillas de cereales resultan una excelente alternativa para el desayuno a cualquier edad.

    Desde el punto de vista nutricional, los cereales son una excelente fuente de nutrientes por lo que se pueden seguir utilizando en el desayuno, merienda o cena de los más pequeños con total tranquilidad por lo que no hay una edad límite para su consumo.

    Así pues, la utilización de las papillas de cereales Blevit no tiene porqué restringirse a los lactantes, sino que son un alimento de elevado valor nutricional que puede utilizarse para ayudar a conseguir una dieta equilibrada hasta la edad preescolar y escolar.

  • ¿Cuál es la manera correcta de preparar las papillas de cereales Blevit?

    Las papillas de cereales Blevit permiten una preparación instantánea, consiguiendo una papilla de textura suave y homogénea de agradable sabor.

    En el caso de las papillas lacteadas, debes añadir unos 45 g de cereales Blevit (entre 8 y 10 cucharadas) a 200 ml de agua y remover hasta obtener una papilla homogénea.

    En el caso de las papillas de cereales que no contienen leche en su composición, lo más recomendado es reconstituirlas en leche. Para conseguir una correcta disolución, lo más adecuado es que el agua que utilices alcance una temperatura de unos 40-45º C, añadir inicialmente la leche, y tras la correcta disolución de la misma, añadir posteriormente las cucharadas de cereales Blevit deseadas:

    - Para la administración de nuestras papillas Blevit disueltas en el biberón, recomendamos añadir únicamente de 1 a 2 cucharadas de cereales.

    - Para su preparación en plato, sin embargo, pueden llegar a añadirse 6-8 cucharadas soperas rasas de cereal (unos 35 gramos), dependiendo de la consistencia que más le gusten a tu bebé, y de la temperatura a la cual prepare las papillas.

    En referencia al aspecto final de la papilla, la consistencia de los cereales infantiles de cada marca es diferente. En el caso de las papillas Blevit, el aspecto final no debe quedar totalmente homogéneo, como sería el caso por ejemplo de una natilla o cualquier otro postre lácteo, sino que es similar a la de los purés caseros, de tipo semisólido, para que los lactantes empiecen a realizar la transición entre alimentos líquidos y sólidos de una forma gradual.

  • ¿Puedo preparar una papilla de cereales Blevit con leche materna?

    Las papillas Blevit pueden prepararse tanto con leche infantil como con leche materna pero debe tenerse en cuenta que la composición y consistencia de las papillas de cereales Blevit está formulada para su elaboración con leches infantiles, debido a que es el tipo de producto que habitualmente se utiliza para su preparación.

    Cuando las papillas se preparan con leche materna, puede que su consistencia sea menos densa de la esperada, debido a las diferencias de densidad entre la leche de mujer y las leches infantiles.
    Por otro lado, las papillas elaboradas con leche materna se suelen preparar a temperatura ambiente (para evitar la pérdida de valor nutricional que comporta el calentamiento de la leche de mujer), por lo que su disolución puede que no sea homogénea.